Raúl García
Foto: OFB

Despedimos al maestro Raúl García, fundador de la Orquesta Filarmónica de Bogotá

Un filósofo de prominente bigote afirmó alguna vez que “sin música él sería un error”. Un poema de Jorge Luis Borges, Los justos, enumera a una serie de personajes que con su existencia están salvando el mundo, entre ellos está “el que agradece que en la tierra haya música”. Conociendo en el espíritu la verdad de esas frases, un hombre con un clarinete soñó alguna vez que Bogotá vibrara con una orquesta filarmónica, y a punta de tesón y de talento logró que su sueño se hiciera realidad. 

Se llamaba Raúl García, quien hoy, a sus 83 años, ha partido, dejándonos un legado inmenso y riquísimo que es a la vez una vibración armónica que ha atravesado, atraviesa y atravesará la vida de todos las y los bogotanos que escuchen a la Orquesta Filarmónica de Bogotá, de la que fue fundador y director durante 23 años. Y que también es, su legado, toda una vasta conversación sobre el papel de la música —de toda la música: la antigua y la nueva, la culta y la popular, la extranjera y la colombiana— en la formación de una sociedad democrática capaz de reconocerse en igualdad dentro de la diversidad y celebrarse en la capacidad de construir juntos.

Cuando una vida tan llena de vida se apaga, sigue vibrando todavía en los caminos que abrió, invitando a explorarlos y transitarlos. A su familia y amigos, les acompañamos en esta despedida, con la certeza de que tanta belleza creada, tanta música, estará para siempre en el compás del corazón de Bogotá.
 

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.