Catalina Valencia
Foto: Idartes

Celebramos el Festival Patrimonios en Ruana: Bogotá Es Cultura Rural

Ya muchas personas saben y cada vez más se enteran de ello, de que gran parte del territorio de Bogotá es rural. Nuestra ciudad, con toda la fuerza de su transformación urbana y todos los procesos que ocurren en su territorio, es también la fuerza creadora que desde el campo suma a la consolidación de una ciudad productiva, reflexiva, capaz de cuidar la vida y de expandir las ideas. La ruralidad de Bogotá es parte esencial de su identidad, y parte fundamental en el crecimiento económico y cultural de toda la ciudadanía.

Para celebrar esa riqueza y apoyar a los artistas, creadores, y gestores culturales que habitan y dinamizan procesos en la ruralidad, hemos tenido apuestas claras y potentes que permiten conectar mercados, profundizar reflexiones, formar y cualificar tanto en creación artística como en gestión de empresas culturales. Todo lo anterior para que el patrimonio de nuestra ruralidad, con su aporte invaluable a la cultura bogotana, siga encontrando caminos para transformar la vida. Este fin de semana, tuvimos una nueva versión del Festival Patrimonios en Ruana, donde pudimos reconectar con esa parte de nosotros que entre música típica, comida y oferta artística florece cada que tiene oportunidad.

En esta versión del Festival pudimos compartir con artistas, emprendimientos y proyectos que nos reafirman en la certeza de la importancia de la ruralidad. Entre los asistentes al festival se vivió la conexión con lo nuestro, tan importante y tan llena de posibilidades. Experiencias de este calibre dan sentido a iniciativas como Es Cultura Rural, desde la cual apoyamos y promovemos el arte y la cultura en la ruralidad, entregando estímulos y apoyos a proyectos y procesos para que puedan crecer y sostenerse en el tiempo haciendo de la cultura un eje transversal de la vida en toda la ciudad.

Apuntando a lo mismo, en la localidad de Sumapaz tuvimos Es Cultura Local, una nueva corriente que llegaba a sumar su caudal a lo que viene ocurriendo con la creación, el arte y la cultura en el territorio. Todo esto no sólo enriquece la ruralidad, sino que traduce sus beneficios en la ciudad entera. Nos enriquece en identidad y en conocimiento mutuo. Nos permite mirarnos con claridad para definir qué ciudad queremos ser.

Apoyar y ver crecer la ruralidad es, además, un paso hacia esa ciudad verde que cuida la vida. Hacerlo desde el arte y la cultura, como en el Festival Patrimonios en Ruana, es conectar con la importancia del campo desde el centro de lo que somos.

Que sea este uno de muchos espacios para seguir tejiendo la red que a todos y todas nos conecta.

Feliz semana.

Catalina Valencia Tobón
Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte
 

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.