Aeromodelismo

El aeromodelismo cuando inició lo hizo como un juego. Su primer antecesor fue la cometa de papel, y actualmente se ha convertido en un deporte que se practica en campo abierto. Es un pequeño avión, con el cual se logra un aprendizaje práctico de la aeronáutica, donde todos los Bogotanitos que les guste, podrán mostrar sus dotes mecánicos.

Se puede competir con aviones que utilizan control remoto o con aquellos donde necesita que una persona sea el piloto, como lo hacen en la aeronáutica civil. Ese avión es más grande y caben hasta dos personas. 

El aeromodelismo presenta varias modalidades. Según la clase de propulsión o tecnología que empleen los pequeños aviones, pueden establecerse dos grandes grupos: veleros y motomodelos.

El velero de competición tiene una amplitud variable de un metro a metro y medio, y el lanzamiento se realiza como en las cometas, por medio de un hilo de 50 metros enganchado a la delantera que, una vez cumplida su misión, se desprende automáticamente..

El motomodelo, es aquel aeromodelo dotado de un pequeño motor de explosión que le permite autonomía de vuelo. Puede elevarse mediante por la propia fuerza producida por el motor.  

En cuanto a las diferentes modalidades de vuelo, hay que distinguir dos grupos: el vuelo libre y el circular. El vuelo libre es aquel que su única limitación  está en la potencia y resistencia del motor. El vuelo circular mezcla la potencia y la habilidad. En este vuelo, el aeromodelo va unido por dos cables a una manivela. Uno de los cables es de retención el cual va fijado al extremo del ala, y el otro va sujeto al timón, lo que permite tener una gran capacidad de maniobra según del deseo de quien lo dirige.

Entre las modalidades del vuelo circular, podemos encontrar: carreras, acrobacias y combate. En las carreras de distancia se fija normalmente sobre un recorrido aproximadamente de 10 kilómetros. En la modalidad de acrobacias, el aeromodelo debe describir todo tipo de figuras, como vuelo invertido, rizos, ochos horizontales y verticales, entre otros.

En la modalidad de combate, durante tres minutos dos aviones que llevan prendidas cintas de tres metros se persiguen: vence quien con su hélice consiga cortar mayor trozo de cinta del contrario.
Cómo empezar a construir tu primer aeromodelo

En menos de una hora es posible construir un planeador cuyas alas y fuselaje se pueden hacer de tablas, de una madera muy liviana conocida como el balso, en el cual uno aprende a iniciarse en los trabajos de corte, pegado, medición y centrado.

Cuando ya se tiene dominada la construcción y todo lo que esto implica, se puede pasar a un modelo un poco más complicado, como uno en el que se empelan varillas de balso y papel japonés para la construcción.

Después y solamente después se estará en condiciones de construir aquellos modelos que requieren el armado de un fuselaje más sofisticado tipo "cajón", o bien un ala que lleva costillas. De cualquier modo es importante que tu papá o un adulto te ayude mientras te vuelves más experto en este proceso de armado. 

Es muy importante tener un lugar especialmente reservado para la construcción de un modelo, en el cual podamos desplegar un plano y en el cual se pueda trabajar el tiempo que sea necesario hasta terminar con el armado del modelo.

Nunca uses un lugar improvisado para el armado, ya que si tenemos que mover el modelo a cada momento, es probable que se pierdan partes, que se peguen mal o que se dañen partes vitales de un modelo. Esto solo ocasiona que tengas que trabajar el doble.

Si quieres seguir construyendo esta clase de aeronaves, sólo hay que dirigirse a tiendas especializadas en este deporte que hay en Bogotá y podrás realizar grandes acrobacias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.