Radioactividad
Cultura Ambiental

La radioactividad

La explicación de este término se encuentra arraigada a los compuestos y elementos químicos que contienen la radioactividad.

¿Quién la utiliza la radioactividad y para qué?

La radioactividad es un proceso en el que se libera energía y proviene de procesos químicos y físicos que pueden llegar a afectar la salud humana y del planeta.

La radiactividad o radioactividad es una energía que emiten ciertos cuerpos, sea espontáneamente (radiactividad natural) o provocada por una intervención externa (radiactividad artificial).

Esta radiactividad tiene numerosas aplicaciones, tales como determinar la edad de los minerales, investigación biológica, para tratamiento de enfermedades ó técnicas de microanálisis.

¿Cómo se descubrió la radioactividad?

El físico francés Henri Becquerel descubrió en 1.896 que el uranio (elemento químico) poseía la propiedad natural de emitir radioactividad. Unos pocos años más tarde el matrimonio Curie logró aislar el radio, que era un millón de veces más radiactivo que el uranio.

La radioactividad natural es una propiedad que tienen ciertos cuerpos de modificarse espontáneamente emitiendo radiación. Mayormente, los átomos que existen en la naturaleza son estables (la composición del núcleo no varía), sin embargo, una pequeña porción de ellos tienen una tendencia a descomponerse con el transcurso del tiempo, transformándose en otros elementos diferentes.

Por su parte, la radiactividad artificial es la descomposición de los átomos por colisión con otras partículas atómicas. Para producir esta energía artificial es preciso bombardear intencionadamente el núcleo de un átomo de un determinado material. En las centrales nucleares de fisión ese material (o combustible) habitualmente usado es el uranio.

La radioactividad artificial producida en una central nuclear que consiga superar las medidas de seguridad establecidas o la liberada por efecto de la explosión de bombas atómicas, puede causar graves daños a los seres vivos, incluso más allá de las fronteras del país donde se haya producido.

Esa radiación puede precipitarse sobre la superficie terrestre en forma de gotas de lluvia, tras acumularse en las nubes.

El polvo radiactivo, antes de producir la lluvia, puede girar alrededor de la Tierra arrastrado por los fenómenos atmosféricos e incluso precipitarse al cabo de meses o años.

¿Qué es la radiación?

La radiación es una forma de energía proveniente de fuentes creadas por el hombre, como las máquinas de rayos X, cuya propagación de energía se hace en forma de ondas electromagnéticas. También proviene de fuentes naturales, como el sol y el espacio exterior, y de algunos materiales radioactivos, como el uranio, que está en la Tierra. Este tipo de radiación es electromagnética y es muy utilizada para tratamiento del cáncer.

Cuando se aísla una sustancia radioactiva, con el tiempo se transforma en una sustancia distinta, debido a la desintegración que ocurre.

Para entender la desintegración es necesario saber que un átomo, aparte de los conocidos electrones de carga negativa, tiene partículas con carga positiva llamadas protones, y partículas sin carga llamadas neutrones. El conjunto de ellas se denomina nucleón.

 Tres formas de radioactividad según su intensidad

  • Alfa: Poca energía. Viaja pocos centímetros en el aire y puede ser detenida por una hoja de papel o una mano. Los detectores de humo la utilizan.
  • Beta: Mediana energía. Penetra aire y papel, aunque una placa de aluminio es suficiente para detenerla. Útil en imagenología médica.
  • Gamma: Alta energía. Atraviesa aire, papel e incluso metal. En ocasiones sólo pueden ser absorbidos por centímetros de plomo o muchos metros de concreto. Son utilizados para la esterilización de equipo médico, así como en el tratamiento del cáncer.

La regla es, mientras más grande sea la dosis de radiación, más pronta es la aparición de sus efectos y más alta la probabilidad de muerte.

¿Por qué la radioactividad es perjudicial para los seres vivos?

Se ha visto que el decaimiento radioactivo es un fenómeno de lo más natural. La radioactividad generada debido a ello perjudica a los seres vivos porque las partículas emitidas -alfa, beta, neutrones, protones y rayos de alta energía- son capaces de colisionar contra los átomos y dañar su estructura electrónica. Este daño en seres vivos puede implicar desde muerte celular hasta mutaciones genéticas y cáncer.

¿Qué sucede cuando somos afectados por la radioactividad?

Los seres vivos poseemos mecanismos naturales de reparación de células dañadas por radiactividad. Las células mueren al igual que millones todos los días, estas son reemplazadas mediante procesos biológicos normales

¿Cómo protegerse de la radioactividad?

Todos los días recibimos radiación, ya sea del espacio, el suelo, incluso de comida y bebidas, o bien de fuentes artificiales (en tratamientos médicos, originada en plantas nucleares).

Es muy importante tomar medidas de precaución para el manejo de materiales radioactivos: usar ropa adecuada, no prolongar la exposición y alejarse lo más que se pueda de fuentes radioactivas.

 

clima
Cultura Ambiental
Niño jugando baloncesto. Foto: Pixabay.
Deportes y Recreación
Bacteria E. Coli
Cultura Ambiental
Títeres. Foto: Pixabay.
Actividades culturales
Obra de teatro
Actividades culturales
Tejo
Deportes y Recreación
Bogotá y sus Palacios
Para Visitar
 
 
Plan de Cultura 2038