Rondas de ríos y quebradas de Bogotá

Las rondas de ríos y quebradas de Bogotá
Son franjas de terreno que corren de manera paralela de lado a lado, de la línea de borde del cauce permanente de corrientes de agua. Incluyen las áreas donde nacen los ríos y quebradas de los cerros orientales, como reservas ecológicas de gran valor ambiental.

Ríos y quebradas de Bogotá
Bogotá cuenta con 200 cuerpos de agua, entre quebradas, ríos y canales, hacen parte del sistema de drenaje pluvial (de lluvias) de Bogotá. Cuenta con 5 localidades que son zona de reserva: Usaquén, Chapinero, Santa Fe, San Cristóbal y Usme. En ellas nacen la mayoría de los ríos y quebradas de la ciudad. Es un sistema hídrico que hace parte de la conexión que está entre el mayor páramo productor de agua en el mundo (Chingaza) y el páramo más extenso. (Sumapaz).
El Sistema de drenaje pluvial de la ciudad está formado por las subcuencas de los ríos Salitre o Juan Amarillo, Fucha y Tunjuelo, además de los sistemas Torca – Guaymaral, Conejera, Jaboque y Tintal. Estos hacen parte de la cuenca media del río Bogotá.

Recuperación de  ríos y quebradas de Bogotá
Hace mucho tiempo, cuando empezaron a llenar la ciudad con edificaciones para hospitales, oficinas, iglesias, y demás, se talaron los árboles de los cerros, con el fin de utilizar la madera para diferentes tipos de actividades. Después de 1.960, al haber acabado con el bosque nativo (sauces, alisos y nogales), la ciudad empezó a tener problemas ambientales como contaminación y la falta de agua en los hogares, así que muchos profesionales ambientalistas, Alcaldes y la misma población, se vieron en la obligación de instalar procesos de recuperación de ríos como el Arzobispo, el cual baja por el Parque Nacional y recorre ya canalizado la Localidad de Teusaquillo. 

A su vez, en La Localidad de Chapinero se encuentra el Proyecto de Recuperación de las Quebradas de esta Localidad, iniciado por los habitantes cercanos a la Quebrada La Vieja, ubicada en la Calle 72 con circunvalar. Así se busca la recuperación de las demás quebradas ubicadas en la Localidad.

Ríos que desembocan en el Río Bogotá
El río Bogotá cuenta con la desembocadura de los ríos San Francisco, Sisga, Siecha, Tibitó, Teusaca, Chicú, Balsillas, Soacha, Muña, Juan Amarillo, Tunjuelo y Fucha. Al interior de la ciudad, el río recorre todo su costado occidental drenando los ríos Tunjuelito, Fucha y Juan Amarillo, ríos que a su vez alimentan los humedales de la sabana.
 
Recorridos de los ríos de Bogotá
Uno de los grandes ríos que llegan al Río Bogotá es el Río Salitre o Juan Amarillo. Este nace en los cerros orientales con el nombre de quebrada. En su recorrido recibe numerosos afluentes, entre otras quebradas, las Delicias, Rionegro, los Molinos y el Chicó. Este río es el colector final de las aguas negras y lluvias de la mayor parte de la mitad norte de la ciudad. 

Otro importante río es el Fucha. También nace en los cerros orientales de Bogotá con el nombre de Río San Cristóbal, desemboca en el río Bogotá con el nombre de Río Fucha, al sur de Fontibón. Está canalizado entre la carrera 7 hasta debajo de la Avenida Boyacá. Recibe numerosos afluentes, entre otros el San Francisco y el San Agustín. Desagua todo el sector central, parte sur oriente y la zona industrial al occidente de la ciudad. 

Río Tunjuelo: Es el río más largo y el que presenta la cuenca hidrográfica más extensa que atraviesa a Bogotá. Nace en el páramo de Sumapaz y fue el primero en aprovecharse mediante embalses de regulación para el suministro de agua para la ciudad, primero con el embalse de la Regadera y luego con el de Chisacá. A su paso por la ciudad, mantiene su cauce natural. En todo su recorrido el río recibe numerosos tributarios, entre ellos, la quebrada de Fucha, Yomasa, Santa Librada, La Olla del Ramo y Chiguaza por su margen oriental, y las quebradas El Chuscal, Yerbabuena, Trompetas, de Limas y Terreros por su margen occidental.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.