Para no desperdiciar más el agua potable

Como todos sabemos, el agua constituye uno de los recursos más abundantes del planeta, pero también es uno de los más desperdiciados. Para garantizar el suministro seguro de agua dulce no es suficiente con el manejo y conservación de los estanques de agua.

Es imprescindible también la participación de todas las personas, desde nuestras casas, colegios, conjuntos residenciales, oficinas. El compromiso requiere de cambios desde varias perspectivas, donde cada quien tiene un papel fundamental que jugar.

Por ejemplo, los legisladores o gobernantes de nuestra ciudad, deben empezar a elaborar leyes que exijan el cumplimiento de normas de construcción que contemplen la instalación de sistemas ahorradores de agua. La responsabilidad entonces debe ser de los arquitectos e ingenieros que empiecen a usar un diseño de nuevas tecnologías y sistemas que permitan ahorrar y reciclar agua.

A su vez, el ciudadano que va a construir su casa debe pedir a su arquitecto la inclusión de estos sistemas ahorradores del vital líquido en su construcción. Existen instalaciones que constan de tuberías independientes para recolectar las aguas grises. Estas aguas desembocan en unos depósitos, donde, tras un proceso de filtrado, son sometidas a un tratamiento biológico de purificación.

Gracias al filtrado, el agua se puede reutilizar, no sólo para alimentar las cisternas de los inodoros, sino también para el riego del jardín o la limpieza de los exteriores. Estos sistemas nos ayudan a ahorrar entre un 30 y un 45 % de agua potable.

Actualmente la escasez de agua potable es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el ser humano, y lo creas o no, cada vez que utilizas la ducha y el sanitario, miles de galones de este líquido se desperdician. Pero la tecnología ha avanzado tanto que ahora varias marcas nos presentan sistema para ahorrar agua cada vez que visitas el baño. Ojalá en todos los hogares puedan tener este tipo de equipos para el baño.

Según los expertos e ingenieros, entre estas tecnologías podemos encontrar los inodoros: para poder considerar a un inodoro como ahorrador, es preciso que cuente con un sistema de retención de vaciado, que puede ser de varios tipos:

1.- Cisternas con Interrupción de la descarga. Son aquellos que disponen de un botón único que interrumpe la salida de agua, en unos casos accionándolo dos veces y, en otros, dejando de tocarlo.

2- Cisternas con Doble Pulsador. Son los que permiten dos niveles de descarga de agua, de modo que con un botón se produce el vaciado total de la cisterna, y con el otro tenemos un vaciado parcial.

3- Mecanismo de Descarga para Cisternas. Son mecanismos que pueden adaptarse a cualquier cisterna y permiten reconvertir en ahorrador un inodoro. Suelen ser de fácil instalación. Sustituyen al mecanismo antiguo.

Sistemas de llaves del agua:

Estos sistemas han evolucionado en su fabricación, tanto por los materiales utilizados como por el diseño y por la incorporación de las nuevas tecnologías. Se están desarrollando y comercializando nuevos productos más eficientes y ecológicos.

Uno de ellos son los Grifos con Regulador de Caudal: Tienen de un dispositivo que permite limitar el paso máximo de agua. Algunos pueden manipularse sin desmontar el grifo, lo que puede hacer fácilmente el mismo usuario.

También están los Grifos con Censores Infrarrojos, los podemos ver en algunos centros comerciales de nuestra ciudad. Estos grifos funcionan mediante infrarrojos que se activan por proximidad, de forma que el agua cae colocando las manos bajo el grifo y cesa la salida al apartarlas.   

 

Dispositivos Economizadores        

Los dispositivos ahorradores son pequeños elementos que se pueden incorporar al mecanismo de nuestros sistemas de llaves e inodoros. Su precio es bajo y permiten a cambio un importante ahorro del consumo de agua. Por lo general, su instalación no ofrece grandes dificultades.

Puedes ahorrar agua así:    

1.- Cierra la  llave mientras te lavas los dientes, o mientras tu papá se está afeitando, si haces esto, podrías ahorrar hasta 10 litros de agua.

2.- Coloca dos botellas llenas de agua dentro de la cisterna y ahorraras de 2 a 4 litros cada vez que la uses. No uses el inodoro como papelera.

3.- Dile a alguno de los adultos con quien vives que arregle los goteos de las llaves y cañerías, pues si siguen dañados se puede estar desperdiciando hasta 30 litros diarios de agua.

4.- Cuando se lava el carro y cuando se esté lavando los platos, se debe cerrar la llave mientras se enjabona.

5.- Riega las plantas al anochecer para evitar pérdidas por evaporación

Siguiendo estos pocos consejos podremos ahorrar muchísima agua y nuestra ciudad y nuestro país no sufrirá por falta de agua en los próximos 70 años. 

 

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.