Surf (tabla)

Historia

El surf, un deporte que se practica en el mar, no tiene una fecha exacta en la que un hombre se deslizó parado sobre una ola, por primera vez. Sin embargo, existen dos puntos de la historia de este deporte. 

Se dice que las culturas de la Micronesia y las Islas del Pacifico Sur tuvieron desde su origen una vida y cultura ligada al mar. Cuentan además que estas personas para deslizarse sobre las olas, lo hacían en canoas y en sus barcas pesqueras.

Por otro lado, la historia de este deporte, cuenta que en el Norte de Perú, las culturas locales dejaron trazas que muestran a hombres remontando olas. Los Huacos son cerámicas Pre-Incaicas, y en una de ellos se muestra claramente a un hombre sobre un madero o algo similar en actitud de deslizarse sobre una ola. 

Para los historiadores, estas muestras indican que este deporte, se comenzó a practicar en América del Sur. Sin embargo, la historia más acertada es la que dice que fueron los Polinesios que en sus constantes viajes entre islas los que, algunos siglos más tarde, llevaron la costumbre de deslizar sobre olas hasta lugares como Hawai.

Antes de que Hawai fuera descubierta por el famoso navegante y explorador Capitán James Cook, al acercarse a las costas de la que hoy es Big Island, el capitán fue recibido por los habitantes locales, que se acercaron hasta el barco braceando en objetos flotadores.

Fue en estos encuentros que se produjo el primer contacto de un hombre occidental con el Surf. El testimonio del Capitán Cook y su tripulación datan del año 1.778: ``el arrojo y la destreza con que los vi realizar maniobras complicadas y peligrosas fue completamente asombroso y difícil de creer”, fue lo que escribió el teniente King después de presenciar cómo esas personas se remontaban y se movían sobre las olas.

La sociedad hawaiana de aquel entonces estaba constituida por una línea familiar de reyes y jefes, que gobernaban a los comunes o el pueblo (Maka´Ainana). Las dos clases sociales practicaban el surf, pero no podían hacerlo con las mismas tablas.

El tipo de tabla era la que distinguía a la familia real del resto. El Surf lo utilizaban para que dos personas mostraran su fortaleza: en vez de batirse a duelo, la competencia era ver quién era capaz de hacer las maniobras más arriesgadas y quién demostraba más habilidad y coraje en las grandes olas.       

Con la llegada del Capitán Cook, se produjo el fin de esta clase de práctica del surf en Hawai. Cambió sus costumbres y religión. La práctica del surf fue prohibida por la iglesia por considerarla inmoral, debido a que los cuerpos estaban prácticamente desnudos. Por algunos años entonces no hubo surf en Hawai.

Más tarde, un grupo de descendientes de antiguos reyes hawaianos se juntaron y retomaron la vieja costumbre de remontar olas en tablas de madera. Fue en la playa Waikikí, en la isla de Oahu. Eran un grupo de alrededor de 10 personas, entre las cuales estaba el famoso Duke Kahanamoku, conocido como el Padre del surf moderno.

Duke era campeón olímpico de natación, y remador de canoas. En sus viajes por el mundo Duke hacia demostraciones de surf y fue así como el deporte empezó tímidamente a hacerse conocido en el mundo, después del año 1.914. 

Llevó el surf a lugares como Australia, California y Europa. Sin Duke el surf nunca hubiera sido conocido mundialmente como hoy. Luego, con el aporte de californianos y australianos fue evolucionando la tecnología para construir tablas. Sobrevinieron la era del longboard (table larga), la revolución y era de la tabla corta, y finalmente lo que tenemos hoy en día, de todo tipo de surfistas conviviendo en un mismo océano.
 
El surf en Colombia
 
El surf llegó a Colombia en 1.969, de la mano de un californiano que se radicó en Cartagena. Unos años más tarde, se fundaron las primeras escuelas de surf en Puerto Colombia y Santa Marta, y de esta manera se empezaron a descubrir las mejores olas en las playas del Parque Tayrona e Isla Fuerte, en el golfo de Morrosquillo, en la Costa Caribe.

Aunque las tablas parecían exclusivas para los turistas, desde hace varios años hay surfistas colombianos y algunos son tan buenos que algunas empresas ya los patrocinan. 

La costa pacífica del país, también cuenta con este deporte. En playas cercanas a regiones como Nuquí, en el departamento de Chocó y Buenaventura, Valle del Cauca, se han llevado a cabo torneos internacionales.

Colombia está buscando un campo para que sus deportistas sean conocidos internacionalmente y así poder participar en grandes campeonatos como los hay en California (Estados Unidos), Australia, Asia y Europa.

Para practicar este deporte, primero hay que tener en cuenta que no hay que tenerle miedo al mar. Se debe saber nadar y reconocer los diferentes tipos de olas según su velocidad,  altura y la distancia con respecto a la playa y el fondo del mar. No hay que olvidar la buena alimentación y un buen estado físico. Según Sergio Navarro, uno de los principales surfistas del país, "al principio es un poco difícil, pero una vez uno agarra su primera ola queda atrapado de por vida". 

El principal riesgo que corre un surfista es sufrir una lesión al chocarse con otras personas, con arrecifes y con piedras o una caída desde una ola muy alta, dicen que el agua es más dura que el piso.

Los principiantes pueden encontrar escuelas en Cartagena, Barranquilla y Santa Marta. Allí alquilan los elementos básicos para empezar. Para surfear en las playas del Pacífico (donde están las mejores las mejores olas) es mejor tener algo de experiencia y llevar compañía.

Para entrar en un nivel más avanzado, lo mejor es comprar un equipo que se adapte a las condiciones físicas y las habilidades del surfista: se puede comprar una tabla, un "leash" (la banda que rodea al tobillo y está unida a la tabla), ceras y "grips" que sirven para darles más agarre a los pies sobre la tabla.
 

El lenguaje del surf

Beach break: playa con fondo de arena (la más segura).

Glassy: mar liso sin viento (condiciones ideales).

Grip: banda de neopreno que se adhiere en la parte posterior de la tabla.

Kick out: salida voluntaria de la ola.

Leash: es la atadura de fijación de la tabla al cuerpo del surfista para evitar su pérdida.

Olas consistentes: son continuas y firmes, ideales para principiantes.

Off shore: viento de tierra que alisa y ahonda la ola, y ofrece mejores condiciones.

Parafina: cera sólida para mejorar la adherencia del pie sobre la tabla.

Peak: punto más alto de la rompiente de la ola, zona de arranque para hacer el take-off.

Take-off: momento preciso para ponerse de pie sobre la tabla e iniciar el recorrido sobre la ola.
 
Este es un deporte extremo, en el que hay que tener buena habilidad para saltar las olas, resistencia, saber nadar muy bien, además de tener un buen estado físico y sobre todo poder vivir cerca al mar, o por lo menos visitar el mar muy seguido.

Si tienes más de 10 años de edad y cumples con los anteriores requisitos, podrás empezar a practicarlo.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.