Bonsái

Bonsái, es una palabra japonesa compuesta por los signos gráficos: BON que significa matera y SAI ( planta o árbol ) y es derivada del término Pen - Jin es una de las expresiones más elevadas de arte, ya que en él pueden plasmarse la belleza de los árboles y las características del entorno en que estos se desarrollan.

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos era símbolo de eternidad, el árbol representaba un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra. Una de las creencias para cultivar este tipo de arte, era que aquellos que podían conservar un árbol en maceta tenían asegurada la eternidad. 

En el sur de China, este arte consistía en transmitir todas las características de un árbol que nacía y se desarrollaba en su medio natural, a un árbol pequeño cultivado en una matera. Se reproducían estos árboles utilizando sólo especies que existían en las montañas y que ya poseían formas especiales.

El arte del bonsái fue llevado a Japón hace unos 800 años, donde se perfeccionó y evolucionó al arte actual. Sin embargo, muchas de las especies más antiguas desaparecieron durante la segunda guerra mundial.

Genéticamente, un bonsái no es una planta pequeña. Se mantiene pequeña dándole forma, podando el tronco, las hojas y las raíces cada cierto tiempo, dependiendo de la especie. Si se cultiva adecuadamente, sobrevivirá el mismo tiempo que un árbol normal de la misma especie, pero si lo hacemos de forma incorrecta, probablemente morirá.

Cualquier especie de árbol puede ser cultivada como bonsái, pero las más apreciadas por los aficionados son aquellas que poseen las hojas pequeñas de forma natural y además son resistentes al cultivo en matera.

Para que un bonsái tenga la forma que el artista quiera, existen dos clases de poda o corte. Uno de ellos es: Poda de mantenimiento, que sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Se han de quitar las hojas amarillas y los brotes del tronco.

La segunda clase de poda es: Poda drástica o de formación: consiste en podar drásticamente para darle la forma deseada.

Los bonsái además de tener un mantenimiento de corte se clasifican según su estilo, un ejemplo de ellos es el clásico estilo vertical formal de tronco recto, con la silueta triangular. Estilo Cascada, la punta del tronco se encuentra claramente bajo el borde de la maceta. Es equivalente a un estilo vertical puesto cabeza abajo. Estilo "Barrido por el viento", en este estilo se simula los árboles que han crecido en la cima de una montaña dominada por vientos fuertes que soplan siempre en la misma dirección. Estilo Raíces expuestas, usando cualquiera de los estilos de tronco descritos pero donde las raíces del árbol se encuentran visibles, usualmente sobre una roca. 

Cuando te regalan o compras un bonsai te enfrentas a un nuevo reto, ese árbol requiere unos cuidados, pero tampoco hay que tenerle miedo a la nueva "criatura", recuerda que es un ser vivo y aunque no hables o no pronuncien un sonido, merecen respeto y cuidados específicos. Sus cuidados son mínimos pero si no se llevan a cabo, la planta se puede morir. 
Sitios para encontrar Bonsái
 
En el Jardín Botánico José  Celestino Mutis de Bogotá, hacen exposiciones y cursos sobre Bonsái durante en año. Dirección: Avenida Calle 63 No. 68-95 Teléfono: 437 7060.

  • Bonsái Ya. Dirección: Carrera 57B BIS No. 128A-40 Teléfono: 271 9265.
  • Vivero Produplantas. Dirección: Calle 164 No. 20-43. Teléfono: 671 4062.
  • Almacén artesanal el bonsái. Dirección: Calle 53 No. 16-21. Teléfono: 310 5995 .
  • Bonsai creatividad. Dirección: Carrera 71A No. 128-61. Teléfono: 696 2724.
  • Cupido flores & Bonsái. Dirección: Avenida Jiménez No. 4-96. Teléfono: 286 5668. 

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.